Los gauchos judíos: Alberto Gerchunoff

Unos apuntes a mano alzada sobre este libro delicioso compuesto por 25 relatos.

El itinerario propio del inmigrante: de Proskuroff al Hotel de Inmigrantes y de allí a Entre Ríos. Oleada inmigratoria de fines y principios del 20. Horizonte abierto a la construcción de la patria en un estado plural e integrador.

Epopeya del crisol.

Lectura en tándem con la Trilogía de Entre Ríos, de Perla Suez.

En ambos casos, la ficción se liga a la autoficcion familiar. La biografía familiar es el disparador de las respectivas trayectorias literarias (en el caso de Perla, comienza un ciclo de literatura para adultos, inspirada en su biografía familiar).

Lo personal familiar se liga a la historia política del país.

Algo muy argentino, por otra parte  (de Sarmiento a esta parte, sus Recuerdos de provincia, la invención de un linaje ligado al “destino” de la patria).

Dice Martiniano leguizamón, en el prólogo a la edición de LGJ, publicado en 1910 (año del centenario): Las mejores páginas de este libro son tal vez las consagradas a reflejar la naturaleza con artística sobriedad, pero con sugerente dibujo”…. Dibujo que es proyección, idealismo, sobre un concepto de la naturaleza como desafío y re-fundación de la tierra, re-apropiación de un territorio donde habitar y arraigar, creando las nuevas condiciones del linaje.

Naturaleza del pionero, que se integra al gaucho, visto como un prototipo ideal en quien encarnan la sobriedad y el coraje (a diferencia de la visión del gaucho desertor y laxo para el trabajo).

Gaucho: don Remigio (boyero) que acuchilló a su propio hijo por no tener valor. “El valor, rasgo superlativo del gaucho, que es su nobleza y su poesía”. 77

Ambos patriarcales y nobles: 126.

A Palestina y Argentina iremos a sembrar, dice en 50.

Sembramos y tenemos trigo, en 54.

Sembrar y el valor de la tierra.

La tierra no es un lugar pacífico: la naturaleza del hábitat y de los hombres es violenta.

La muerte les pisa la huella.

Apelación al lector al final del relato de las bodas.  Acusa la discriminación (en una acusación injusta de robo a un paisano venerable): 122.  Es el judío quien roba el objeto desaparecido en la vecindad y es el autor de todos los crímenes imaginables, porque peina barba extensa, no tutea al peón, come con el peón en la mesa familiar y no lo manda a la cocina, con el perro y los gatos… Yo quiero creer, sin embargo, que no siempre ha de ser así, y los hijos de mis hijos podrán oír en el segundo centenario de la República, el elogio de próceres hebreos, hecho después del católico Tedeum, bajo las bóvedas santas de la catedral… Esperadlo, buenos judíos de la colonia, ya que la paciencia es, como el sufrimiento engrandecedor, don y tesoro de la raza lamentable de Job…”

Ideología del crisol, integración y respeto por costumbres.

Tierra de “paz” laboriosa: culto al trabajo.

Observar: qué imagen de la Argentina incipiente construye el extranjero y qué imagen del inmigrante se quiere alentar en el proyecto de la Nación en proyecto.

Relato como imagen utópica del país en el aniversario de su nacimiento, en una fecha “fundacional”.

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s